Real Experince


andres 2 

Andres Cortes Decorador el Decorador y Ambientador #1 de Colombia acompañado de su equipo de logística en Ecuador ofrecerá por primera vez en nuestro país una Real Experience.
Se trata de una exclusiva Master Class para 30 participantes que se desarrollará el 21 de mayo. 
El Master tiene solo un 20% de teoría y un 90% de práctica y trabajo floral. Los participantes aprenderán todas sus técnicas y secretos. 

REVOLUCIONA LA INDUSTRIA DE BODAS Y EVENTOS EN TU PAÍS DE LA MANO DE ANDRÉS CORTES.


Andres cortes1Andrés Cortés Rodríguez decoró la boda de Laura Pons, nieta de la condesa de Vignemont, y la del marchante de arte Felipe Grimberg en la que transformó el Castillo de San Felipe, en Cartagena, en un circo. Su marca habla mucho de las fiestas y eventos de la sociedad nacional y extranjera, pues su empresa tiene sedes en Bogotá, Cartagena, Miami y España; y planea abrir pronto en Uruguay.

Su espíritu creativo era evidente desde un niño. A los 8 años, Andrés se encerraba con su abuelo Juan Rodríguez, que era poeta y escritor, en su biblioteca gigante a escribir en letra cursiva y a leer a Neruda y a Julio Flórez.

Su familia era muy conservadora y su papá, un odontólogo bogotano, lo presionaba para que le siguiera los pasos. Entró a la universidad a estudiar esta carrera pero se dio cuenta de que no era lo suyo y se retiró. Eso, cuenta, lo alejó de su papá, quien murió hace diez años. Para ganarse la vida entró a trabajar en un almacén de decoración en Bogotá y le gustó tanto que decidió abrir su negocio de planner de eventos. 

Andrés, especialista en montaje de bodas, es uno de los pocos hombres que no le huye al compromiso. Se casó hace con la pediatra Adriana Soraya en una hacienda colonial sabanera en la que disfrazó hasta los burros y puso músicos en los balcones. Ahí se regó la noticia de las buenas fiestas que hacía y lo empezaron a llamar sus amigos para que les organizara las suyas.

En el año 2000 comenzó en el mundo de los eventos, convirtiéndose en uno de los referentes más importantes en el mundo de las bodas de su país y a nivel internacional.

Ha enriquecido su visión con los viajes por Europa, Asia y Estados Unidos, en los que se dedica a detallar en lo que otros no se fijan: los marcos y las chapas de las puertas, los balcones viejos, las lámparas en las calles y las mesas y las letras escritas en tiza en los restaurantes.

Hoy es un empresario pujante que sobresale en su área y es considerado el mejor decorador del país por aquellos que conocen del tema. Sus encargos los entrega con tal nivel de perfección que nadie discute su valía. Su labor creativa lo ha llevado a desarrollar sus propios muebles ya a producir detalles que antes solo cabían en la imaginación.